Limpieza del piercing reciente

Antes que nada: intenta mantenerlo lo menos húmedo posible. Contra más seco, más rápidamente cicatrizará.

Pasos a seguir durante un mes:
- Humedece la zona con suero (preferiblemente unidosis; evitas así que se contamine/ensucie).
- Limpia con agua tibia y jabón de glicerina, intentando mover la pieza lo menos posible. Máximo dos veces al día.
- Quita el exceso de agua alrededor de la herida con papel de cocina o clinex tissues (mejor un clinex de caja que el papel de cocina: puede estar contaminado). Ayúdate de un bastoncillo de oídos para secar perfectamente junto al pendiente.
- Aclara (yo siempre lo hice con suero; el jabón de glicerina se adhiere mucho, dejando una especie de baba. El suero es lo que mejor lo quita, incluso más que el agua).

   


Consejos acerca de la limpieza:
- No te quites con el bastoncillo o el papel los trozos de piel que se te levanten: deja que se caigan solos.
- Cuando termines la limpieza, olvídate que te hicíste el piercing hasta la nueva limpia; es lo mejor, así no te lo estarás urgando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario