REFLEXIÓN DEL DÍA: La más bonita del mundo, y tu motor.

Las cosas pueden torcerse un poco aunque luches porque ésto no ocurra. A pesar de ello, nunca tienes que olvidarte de lo importante de convencerte a ti misma de que una sonrisa cambiará la forma en la enfrentarte a la adversidad; y es la más hermosa del mundo, y al mundo se lo has de demostrar.
Más importante que todo lo anterior es creer en uno mismo; que CREAS EN TI MISMA, PORQUE VALES MÁS DE LO QUE QUIZÁ HAYAS PODIDO VALORARTE, Y PORQUE SIN TI, MI FUTURO NO TIENE COLOR NI FORMA: TE QUIERO, Y ESTARÍA DISPUESTA A HACER CUALQUIER COSA POR FACILITARTE ESTE ALTO EN EL CAMINO POR EL QUE TE VES OBLIGADA A PASAR.

Nada me haría más feliz que afrontar esto a tu lado, pequeña flor; llegará el momento en que sea posible, y aunque no sea hoy, te daré fuerzas mañana. JUNTAS todo resbalará, y si la cicatriz enrojece o temes que pueda volver a abrirse, JUNTAS haremos que puedas continuar sin dolor, o con el menor posible, hasta derrotarlo por completo, y para siempre. Pero sobre todo, recuerda:

SONRÍE.