PALABRAS A: The cumpleañera

El título echa por tierra todo intento de sorpresa alguna. El hecho de felicitarte a través de una entrada en el blog es no menos que egocéntrico (a ojos de algunos), pero es una bonita forma, o al menos la más original que se me ha podido ocurrir a más de 33km. de distancia y esas cosas…

Pensé en hacerlo en japonés (お誕生日おめでとうございます) pero luego caí en la cuenta de que quizá no se entendería; el alemán fue mi segunda opción (Alles Gute zum Geburtstag), pero prácticamente estaba en las mismas. ¿Qué tal en árabe? (عيد ميلاد سعيد) Nada, tampoco. Así que, tras pasar la mañana intentando “inventarme”, no la mejor forma, pero sí una que fuese un poquito especial, llegué a la conclusión de que nadie podría hacerlo mejor que ellos:


Feliz cumpleaños, pequeña (:

PALABRAS A: Mis seguidores

Venga, vale, os dejo, y es más, estoy completamente de acuerdo en que esta entrada es, además de un poco cursi, innecesaria.
Desconozco el grado de conocimiento acerca de mi persona al que se puede acceder con lo que escribo, pero estoy muy, muy segura de algo, y lo os lo voy a hacer saber para que no os quede ninguna duda acerca; y es que DOY MIL GRACIAS PORQUE ESTÉIS INTERESAD@S EN MIS PARRAFADAS EVENTUALMENTE INCORRECTAS. Suena raro, lo sé, pero nunca he llegado a tener tantos seguidores y, francamente, (y aunque esto que voy a decir se contrapone un poco a lo subrayado en negrita): ¿es que no tenéis nada mejor que hacer, o que leer en Internet? ¿De tanto tiempo libre disponéis? No me hagáis caso, en realidad estoy muy agradecida y entusiasmada por ello y... (últimas sílabas de este tostón): espero no decepcionaros con las próximas entradas, y bueno, también que por esta pequeña declaración(?) (¡no, please!) no huya la gente como si tuviese la peste.

Muchas, muchas de nadas.

-Dacryorrea Toxic-

REFLEXIÓN DEL DÍA: Cambios en Blogger

No sé si se también vosotros, o soy yo la única "tiquismis" maniática compulsiva que se ha percatado de los microcambios que se han producido, a lo largo de estas dos últimas semanas, en la... configuración(?) interna de Blogger. Me explico: la lista de blogs que sigo ya no me aparece como antes (por no decir que YA NO ME APARECE POR NINGÚN SITIO), y las imágenes de los gag... gaget... bueno, las imágenes del margen derecho de mi blog digamos que... ¿se han vuelto mórbidas de repente? Porque ya no me caben en la columna, ni siquiera configurando la opción "Reducir hasta ajustar" (o algo similar, no lo recuerdo exactamente. El hecho es que ¡quiero que me devuelvan la posibilidad de poder decidir si las fotos son mórbidas o no! XD Además de otros desajustes de los que me he dado cuenta...

Espero que mis words sean "leídas" por aquellos que gestionan todo esto y... bueno, ¡salud señores!

ACTUALIDAD LGBT: El papa con LGBT


Mira tú por dónde… hay que ver las vueltas que da la vida, ¿eh? Resulta que, el gaditano que más españoles dejarían a un lado una tarde de sofá y tele por darle un par de docenas de hostias, ahora se puede ver a punto de no recibirla por parte del papa Francisco.


Desde que salió nombrado papa, Gorgolio, me ha demostrado que no es como cualquier otro ¿sabes? parece que le da igual arriesgar su vida por abrazar a un discapacitado, o por aceptar el obsequio de una camiseta de su selección. Todo ésto está muy bien, pero no hace mucho que me enteré de que le ha leído la cartilla a… en fin, a Mariano R. (prefiero llamarlo por su nombre, sin adjetivos ni apelativos “cariñosos”; ya me entiendes) ¿Y qué ha hecho? Instarle a que proteja al colectivo LGBT español de discriminación y abusos (lo inició el anterior gobierno, pero no lo prosiguió el actual), que fomente las campañas y ayudas para la prevención y tratado de VIH, VHC e ITS. Además de promover la aniquilación de la reforma de la ley del aborto (la cual vulnera en toda regla los derechos de la mujer, impidiendo, de este modo, la libertad de decisión).

Por el momento, se está librando de muchas (que no poco merecidas) pero ¿le dará el papa la hostia a Rajoy?

MICRORRELATO: Anochece, y el día

Estaba perdiéndose la tarde en horizonte. La calle estaba aparentemente desierta, y digo apararente porque al alcanzar un callejón perpendicular a mi paso comienzo a oír a dos personas hablar; una pareja joven.

- ¿Te vas así? - En su gesto la melancolía, la incomprensión. Él no pronuncia palabra alguna. - ¿Sin más?
- Tú no eres ella. - Le da un beso en la mejilla, frío y distante, sobreactuado, aunque sin mostrar el más mínimo ápice de sentimiento. Como si el único corazón que latía en aquel momento fuese el de ella.
Él retrocedió, apartándose dos pasos; y ella, perpleja, congelada, con la mirada perdida en su cara, no movió un músculo mientras veía cómo se alejaba sin remedio. Sus ojos anunciaban sal.

-DT-

REFLEXIÓN DEL DÍA: Tetas are calling us...

Que levante la mano quien no haya sido sorprendido alguna vez por uno de esos anuncios en los que aparece una chica despampanante (nunca un hombre, ¡ojo! aquí se ve quién tira a lo que tira, y quién no), y después de dar a la famosa cruz roja, se le a abierto otra página con ¡cientos de chicas despampanantes!

Sí, vamos… ¿pretendas que me lo crea? Para empezar, no le das a cerrar, sino que te quedas un rato con el anuncio abierto, y no lo cierras hasta que llega alguien a tu habitación, y es entonces cuando lo cierras a la carrera, disimulando como un imbécil (y no lo digo solo por esa mano delatora que te rasca la cabeza). En segundo lugar, a TODO EL MUNDO le ha salido ese tipo de publicidad. Y en tercer lugar: no te esfuerces, que por mucho que alces la pata, aunque realmente seas el único bicho cibernético que nunca a visto tetas, culos, o las dos cosas juntas, no te voy a ver subiéndola -ésto no ha sonado bien-, así que no te esfuerces, que para mí, particularmente, no existes. Ergo: no hay nadie que se haya librado del anuncio.

Venga vale, que llevas tiempo pensando que estoy desquiciada perdida, u obsesionada con los culos y las tetas, una de dos. Pero esta entrada no ha nacido porque haya encontrado un nuevo anuncio de contenido, sino porque he descubierto algo mucho más… inquietante(?) que eso: a las tetas se las bautiza con nombres humanos; y lo mejor de todo (espero que me sepas guardar el secreto): ¡hablan! ¡las tetas hablan, y me han elegido a mí para demostrárselo al mundo! Si no me crees, mira:



MICRORRELATO: Valentía

- ¿A qué esperas? ¿Acaso no tienes la oportunidad?
- No es eso…
- ¿Entonces…? ¿Me tienes miedo?
- No. Solo que… quizá no quiero despertar.

-DT-

POEMA: Canto de buena vida

Qué buena vida que llevan los mortales,
pendientes de sus necesidades;
con la única meta para miles de finales;

qué fantasía son algunas edades,
qué locura es mantener viva familia y amantes;

qué dichosa cura es volar a Marte,
plantar allí un cactus, y regarlo con mi arte...

Y ahora, lector@s, confesad todas las verdades.

-DT-

ENTRE CLASES: primer día (no oficial)

Como el propio título indica, y como no podía ser de otra forma el primer día, toda mi clase y yo nos hemos pasado cuatro horas recibiendo las pautas, consejos, indicaciones y “ánimos” de los profesores que nos van a acompañar desde hoy hasta la temida selectividad.
Aunque no directamente, las palabras de todos y cada uno de ellos llevaban consigo el mensaje “No te preocupes, pero te vas a cagar.”. Pero oye, he salido tranquilisima ¿eh? *clara ironía*

Ojalá el curso pase rápido, aunque sé que no sin poco esfuerzo, dedicación y muuuuuchas migrañas. Creo en mí.

MÚSICA: Concierto El Arrebato (Arganda del Rey - 2013)


Y ahora demuestro cómo se rompe un tópico: tengo otros gustos musicales además de las propios variaciones y corrientes dentro de la música gótica, ¿cómo te quedas? XD

Ayer noche, 14 de septiembre del año 2013 a la 01:15 h. am comenzó el mejor concierto al que he podido acudir desde que tengo memoria: El Arrebato, con la gira de su último disco Campamento Labandón. En él tocaron éste por completo (Échame una mano, He decidido, Llamaré a tu puerta, Lo bueno, Enamórate, Amor infinito, La calle de los marginadosMe hace falta dinero El jardín de Nerea), además de algunas de las clásicas que no pueden faltar en ningún concierto (Mi colega de siempre, Poquito a poco, Búscate un hombre que te quiera, Hoy todo va a salirme bien, Duele, … entre otras); algunas fueron enlazadas, mediante fragmentos seleccionados, formando una sola. Una de las últimas, por petición del público a la cual no pudo negarse, cantó el Himno del Sevilla, con la que el recinto ferial donde tuvo lugar el espectáculo se estremeció; a excepción de un “picha corta” (como el propio Javier calificó al dirigirse a aquel que le apuntaba a los ojos con un puntero verde).


Al finalizar la cuarta o quinta pieza de la noche, y tras unas palabras de ánimo y esperanza, salió al escenario su apadrinado, que cantó una canción y después, al finalizar todo, lo descubrí como encargado de la venta del merchandising cuando me compré un disco El Arrebato: Grandes Éxitos y una felpa (fetiche y símbolo característico de Javier).


Fue una noche magnífica. Javier se entregó como nadie a su público, sintiendo cada verso, haciendo partícipe al público en las canciones, y dedicándonos unas palabras entre tema y tema. Recitó varias citas de sabios, utilizándolas como parte de la introducción e historia de cada canción, de las cuales me marcaron: “Bésame los defectos y no las virtudes” y “No consiste en cazar las mariposas, sino en mantener hermoso nuestro jardín personal para que ellas acudan a éste”.
No sabría describir con palabras la felicidad que me regaló pisando el escenario; tras más de diez años escuchando sus letras, sintiendo cada mensaje, cada sentimiento… el haberlo podido tener a no más de cuatro metros es algo que nunca podré olvidar. Uno de los mejores momentos de las dos horas que estuvo haciendo vibrar de emoción el escenario, fue cuando me dedicó una mirada con Búscate un hombre que te quiera; la sensación fue mágica.

 

¿Alguna anécdota destacable? Por supuesto que sí: el concierto fue después de los fuegos artificiales, a los cuales no asistí, y por ello, la aglomeración de gente era desmesurada. Total, que me fui a la carreta (literalmente) a intentar hacerme un sitio lo más cerca posible del escenario ¿Lo conseguí? Al principio creí que me había hecho con una primera fila magistral, pero casi llego a las manos con el hombre más infeliz de Arganda, y me tuve que ir un metro más atrás; no obstante, podía contar con los dedos de una mano las personas que tenía delante de mí, y las veces que parpadeaba Javier por minuto.

Resumen final: Ojalá pudiese volver a vivir algo tan magistral; fue una experiencia única, inolvidable, inigualable e inmejorable.

POEMA: G. Pride

Cordel rojo imposible de anular,
Hilera de espinas, caducas,
Punzantes a la par.
Plagado de lienzos y alambre
Desgarrando almas,
Destruyendo corazones.

Evitando sonreír cuando abrazamos,
Goteando letras, sollozos,
Mentiras piadosas, azucaradas;
Amaneceres y conchas en la playa.

Rompe los lienzos;
Inspiraciones de llorar.
Acompaña las vendas;
Lecciones de recapacitar.

Destrozando, mayormente,
Más familias de las que engrandece.
Acompañando las noches en vela
Que emprendiste, al abrir los ojos;
Ciegamente.

No todos comprendidos,
Apenas unos mal vistos.
Castigados por la derrota,
Impulsados un latido,
Que junto a ella,
Luce armonioso.

Impidiendo ser perdido,
Una fácilmente recompensa en mano,
Pues tormentos y castigos,
Recompensados siempre,
Con estuchar atentamente
Cada malentendido.

Enorgullecido, tantas veces
Como pocas, con sonrisas robadas;
Mate con lágrimas,
Gestos de cariño, acompañados,
Tenuemente, con tus ojos;
Un fuerte brillo.

No creo en la Suerte ni en Cupido,
En juegos de ojos o de anillos;
Soy creyente de,
Lo que a pesar de fuerte,
Es una mano amiga, dulce,
Caricias… a veces intriga, duda,
Esperanza… sin flores ni alianzas.

Valiente fetichista, provocando,
Comprueba su amor;
Sensato pensador, meditando
En sus palabras,
Cuan alfarero a cada movimiento,
Cuidando, en todo momento,
Evitando que las flores caigan;
Que repose el velo.

Discrepa de edades, sexos,
Nacionalidades; burla mentalidades,
Religiones y adversidades.

Son mantos de amapola
Los que su nombre lleva,
Piedras prietas, terciopelo
Rosa y negro;
Amargo caramelo…

-DT-

CRÍTICA: Fiestas y delincuencia

Hoy, en el punto de mira se encuentra esa especie de “derecho” que se le otorga a la gente cuando la localidad donde se encuentra está en fiestas (carnavales, fiestas patronales, halloween, ferias ambulantes, etc.). Éste derecho eventual consiste en saltarse todas las reglas morales y humanas habidas y por haber, tales como: si tengo que ir al servicio me sirvo de un rincón o una esquina; si me termino las “Salchi-Papas” (sí, esas patatas fritas con salchicas que venden en las ferias en un cucurucho, y que se pinchan con un palo) pues tiro tanto el cono como el palo en alguna calle (que casualmente, SIEMPRE es la puerta de mi casa); lo mismo si se trata de una bebida o de la bomitona de turno; ¿qué pasa si son las tres de la mañana y me apagan las luces de la verbena? ¡pues que me voy a pintar los coches, rodearlos con una llave o todo tipo de pinturas y/o tintas permanentes, pinchar las ruedas, romper sus espejos laterales, las ventanillas o, mucho más divertido si cabe, todo lo anterior junto. Otra alternativa a las posesiones privadas que se encuentran estacionadas, son los contenedores y/o resto de mobiliario público encontrado a su paso; ¿por qué no se iba a quemar un contenedor de papel, además, si se encuentra pegado a una rastrojera (de la cual tendría que encargarse el ayuntamiento, pero eso lo dejo para otra entrada). O, ¿por qué nos íbamos a privar de tumbar las vallas de seguridad que separan la acera de la carretera, si eso, junto con unos cuantos de litros de alcohol en sangre, es lo más propio de unas fiestas patronales locales?

Con todo esto he llegado a la conclusión de que, ahora que nos encontramos en plenas fiestas patronales, yo también podría optar por ejercer mi “derecho” a hacer lo que me dicte la pequeña capulla que llevo dentro; si total, estamos en fiestas… ¿no?
Me ha llevado un poco de tiempo el decidir qué puedo hacer para demostrar que soy consciente de la fecha en la que se encuentra mi pueblo y… tras descartar algunas opciones (las cuales eran demasiado flojas para “estar en fiestas”), he elaborado la siguiente lista:

Me dedicaré a:

1º- Destrozar la entrepierna de una patada de todo individuo del sexo masculino que me encuentre a mi paso.

2º- Echar abajo los dientes de las mujeres y niñas con las cuales me cruce.

3º- ¿A los bebés? Les arranco el chupete, lo pisoteo y me voy tal cual.

4º- Y con los ancianos… mmmm… creo que bastará con una patada descarada en el bastón (y si se caen al suelo, mejor).

5º- ¿Qué le depara al mobiliario público? Será el mejor parado: pienso taponar el tubo de escape de las furgonetas verde botella; a las blancas solo romperé los cristales y firmaré con un entusiasmado “Que te den”. Y a los coches y motos pues… ¡ah sí! les pincho las ruedas, pintorrajeo un poco con rotuladores de varios colores y, también tumbaré a las motos sobre alguna deposición canina cercana.
Y creo que ya solo me quedan los contenedores, ¿no? Pues a éstos les toca lo más divertido: voy a vaciar todo su contenido y, una vez esparcido por el suelo, lo quemaré (tanto a él como lo que contenía).

Vale, sí, sé que ahora mismo estaréis pensando “Joder con esta tia, ¿por qué no se mete las manitas en el culo, además de estarse quieta y calladita?” Y te voy a responder: ¿Y por qué iba a hacerlo? Que conste, que no he dicho nada de los megáfonos esos tan divertidos y silenciosos que se pusieron de moda hace dos años o así; de ellos también puedo sacar bastante provecho ¡y diversión patronal! si me lo propusiera… Pero mejor no porque… no sé… despertar a todo el bloque de vecinos de las calles por las que pase cantando “¡¡¡¡¡Alcohol, alcohol… alcohol, alcohol, alcohol… Hemos venido a emborracharnos, y el resultado nos da igual…!!!!!” quizá es demasiado poco para demostrar lo implicada que estoy con las fiestas taurino-patronales de mi pueblo, y digo taurino-patronales porque aquí, excepto en toros, se escatima en todo. Pero oye, ¿qué más da? ¡Si estamos en fiestas!


__________________________________________________________________

P.D: Deja un comentario con tu opinión si piensas que en tu localidad también otorgan un permiso especial para la desfachatez cuando son las fiestas.

ENTRE CLASES: 2º de Bachillerato

Tal día como hoy, hace cuatro años, llovía. Recuerdo aquel día perfectamente: el olor a tierra mojada, la humedad del aire, los nervios del primer día de clase… Era el día de la presentación del tutor a sus alumnos, y aún me acuerdo del sentimiento que a todos los invadía: la sensación de haber dejado a un lado el título de “novatos”, la seguridad y autoridad que te daba el haber pasado limpio del curso pasado al presente…

Hoy, 11 de septiembre, vuelve a llover, y llegué a casa empapada; ha cambiado algo respecto a hace cuatro años: no llovía cuando salí de casa. Sin embargo, el espíritu es el mismo y, aunque hay muchas cosas que han cambiado, y el tiempo fue alquimia pura y dura, vuelvo a sorprenderme impaciente por conocer quiénes serán mis guías y acompañantes en este nuevo proyecto, que conformará otro pequeño tramo en mi camino personal, y la evolución hacia un futuro que no se encuentra tan lejano, como en aquella mañana de septiembre de 2009.