REFLEXIÓN DEL DÍA: A 600 Km

No hay día que no me acueste sin haber pensado en ella al menos un par de veces. Siempre imagino cómo sería X situación si estuviése junto a ella, o empiezo a desvariar e imaginar mil cosas acerca de un futuro juntas... a veces me emociono, otras entro en cólera por la situación en la que nos encontramos, o simplemente me quedo con la mirada perdida y una sonrisa boba.
Hoy, sin embargo, ha sido uno de esos días en los que más la he querido aquí... en los que más he necesitado su abrazo... creo que nunca la había echado tanto de menos, como lo he hecho hoy... Hoy es uno de esos días, en los que he deseado que estuviése aquí, y no en Barcelona. Porque desde que se fue, hoy me dolieron los 600km que me impiden hacerla sonreír, y poder disfrutar de ello, tanto como si tuviése que caminarlos descalza.

-DT-

No hay comentarios:

Publicar un comentario