COSAS QUE NO ME GUSTA EMPEZAR: la vaselina

Hoy nace una nueva TOXICIDAD eventualmente incorrecta sobre aquellas cosas que no me gusta empezar. Siempre he pensado en hacer una lista con todas ellas (la mayoría serán cosas cotidianas y absurdas, pero creo que merece la pena dedicarles un huequecito en el blog, ya que ya lo tienen en el rencor de quien las escribirá) xD
Pero decidme, ¿a quién no le repatea muchos detalles, pero que sin embargo, sin ellos, no se sería uno mismo? Bueno, lo creas o no, las tienes, o sino rebusca en ti, ya verás...

Creo que voy a perder algunos, por no chafar y decir que la totalidad de los 9 magníficos seguidores que, pacientemente, me leen y soportan entrada tras entrada. Admito que esta toxicidad es una chorrada, ¡es cierto, BLOGGERxs!

Y ahora empiezo enserio:

Cuando abres el bote de la vaselina tienes una ventaja: conoces que el ADN que contiene sólo es el tuyo a partir de que te lo untas. OK. ¿Pero por qué tiene que estar tan dura, y que costar tanto que se te pegue en el p*** dedo, j****?

Por no hablar de los maravillooooosos pegotes con los que marcarás tendencia. Oh yeah!

 No sé tú, pero mi objetivo en la vida no es borrarme la huella dactilar por tener hidratados los labios... lo mismo el tuyo sí... o tal vez no.

¡Quiero saberlo!

Lo más probable es que no lo haga nadie, pero quiero leer opiniones sobre la vaselina recién abierta, ¿por qué no? También acepto recomendaciones sobre nuevas marcas; la que uso es la de la imagen (así aprovecho, ya que estoy, la publicidad gratuíta que estoy haciendo a Gal).

Hasta la siguiente chorrada que se me ocurra; no violéis a extraños (;

-DT-

1 comentario:

  1. Es muy buena solo caliéntala con las manos unos minutos antes de aplicarla.

    ResponderEliminar