DESVARIACIÓN: A lo lejos, a la una de la madrugada

A lo lejos, mientras enciendes tu reproductor de música, alguien te mira. Otras veces solo te ven; los ojos pasan sobre ti, pero no se fijan en nada determinado, sino que ve tantas cosas, tan objetos con sus sombras, que del total es consciente de un medio cuarto.

El agotamiento físico, visual y moral nos evita percibir demasiadas cosas. Y muchos algunos de los detalles que se ignoran, en ocasiones, no es por casualidad. Buenas noches.

-DT-

No hay comentarios:

Publicar un comentario